La mercería del libro

Un libro usado es un libro leído, manoseado, olfateado y en algunos casos, un libro subrayado y manchado. En definitiva, un libro vivido. Los adjetivos “usado”, “de segunda mano” o “de ocasión”, hablan de la naturaleza decadente del objeto, en un mundo que idolatra lo nuevo. Ha perdido su valor porque, dicen, ha perdido su capacidad de estreno: como la ropa heredada de nuestra hermana mayor que no nos gustaba heredar. Pero un libro usado, a “no estrenar”, es un libro nuevo para quien todavía no lo ha leído. Un libro que alguien vivió antes, y que al caer en nuestras manos renueva su decir porque son otros los que escuchan. La mercería del libro es un proyecto pequeño que quiere acercarse a aquellos lectores y lectoras que aún leen en papel libros que apenas se escuchan.